¿Tienes dudas sobre los cuidados de las plantas de aire? Pues estás de suerte porque en este post te vamos a ayudar.

Es normal que antes de comprar una planta de aire te preguntes si requieren de muchos cuidados o no, pero lo cierto es que son de las plantas más sencillas de mantener, y es que no requieren demasiados cuidados para acompañarte durante mucho tiempo y en perfecto estado.

Lo ideal para este tipo de plantas es que puedas replicar las mismas condiciones con las que viven en la naturaleza, ya que las tillandsias absorben todos sus nutrientes que necesitan a través de los tricomas de sus hojas. Lo único que necesitarás es un poco de humedad, luz y aire.

¿Las Tillandsias son plantas de interior o de exterior?

Lo cierto es que el hábitat natural de las plantas de aire está en zonas tropicales, esto hace que si queremos que vivan en España o en cualquier país europeo tengamos que adaptarnos lo mejor posible para que puedan mantenerse en las mejores condiciones.

Es por eso que podemos mantenerlas en el interior de nuestras casas, donde podrás controlar mucho mejor su temperatura y los demás factores. Este tipo de plantas se ven mucho en oficinas, restaurantes y sobretodo en domicilios, son ideales para decorar una casa con estilo y sin estar demasiado pendiente de ellas.

¿Cómo riego mi planta de aire?

Nosotros te recomendamos que uses uno de los siguientes métodos:

  1. Pulverizador: la forma más usada y la más ágil, sobretodo si tienes varios ejemplares es la del riego con un pulverizador. Sólo tienes que echarle un poco de agua difuminada entre 4-5 veces a la semana, con un chorro sería suficiente. Ella misma se encargará de absorber los nutrientes necesarios.
  2. Baño: otra opción más drástica pero igualmente válida es sumergir la planta debajo del agua por unos 15-30 minutos, si optas por esta solución puedes hacerlo una o dos veces a la semana (el baño es perfecto para épocas más calurosas y sobretodo para los que estéis en las zonas más cálidas como por ejemplo el sur de España).

Una vez las riegues asegúrate de que quede escurrida y que no se le queden restos de agua, esto lo puedes hacer con una toalla. También recomendamos bastante dejarla a secar al revés, de ese modo evitamos que se pueda llegar a pudrir por dentro. Siguiendo estos consejos, garantizas que no se acumule un exceso de humedad en el terrario.

  • ¿Qué pasa si las riego de más? Si las riegas en exceso notarás que el núcleo se volverá más oscuro, tendrá un tono tirando a negro. Si el negro es muy notable es probable que tu planta de aire no pueda salvarse.
  • ¿Qué pasa si las riego de menos? Si las puntas de las hojas empiezan a coger un color secano y se empiezan a arrugar será que las estás regando de menos. No te preocupes, si no hace mucho que sucede sólo tendrás que volver a regarlas y seguramente sea suficiente.

¿Qué hay de la temperatura ideal para la planta de aire?

Otra buena pregunta, si señor. Como hemos mencionado en el artículo, puedes tener tu tillandsia tanto en el exterior como en el interior, eso sí, en épocas de mucho calor no deberías dejarla al sol especialmente en las horas de más calor; y lo contrario pasa en invierno, que deberías evitar tenerla en temperaturas próximas e inferiores a los 0 grados para evitar que se congele.

Al final son plantas que no necesitan demasiado cuidado, ya que con sentido común podemos hacer que vivan con nosotros durante mucho tiempo: si hay humedad, las regamos menos, si el clima es seco las regamos más.

Lo cierto es que las plantas de aire aguantan perfectamente temperaturas dispares, pero su rango preferido está entre los 18 y los 32 grados. Si las mantienes en ese rango no deberías tener ningún problema con ellas.

Shopping cart

0

No hay productos en el carrito.

Hit Enter to search or Esc key to close
Abrir chat