Tillandsia Leiboldiana

La Tillandisa Leiboldiana es una planta epífita que pertenece a la familia de las bromelias y que tiene un aspecto muy bonito. Estas son nativas de Costa Rica y México, y tienen unas hojas que son lineales y que pueden ser de un tono gris verdoso, verde oscuro o tonos rojos.

Características de la Tillandsia Leiboldiana

Estas plantas pueden alcanzar un tamaño de 27 a 70cm de alto, y sus hojas son muy bonitas, que son matizadas de púrpura distalmente. Las hojas de estas plantas son muy duras y lineales, y que tienen diferentes tonos en las mismas.

Sus flores son de tonos morados y lavanda, que generalmente formará un embudo con 3 sépalos y pétalos. Es una planta que requiere de una exposición al sol, pero nunca se debe tener una exposición directa al sol. Debes asegurarte de que la planta podrá recibir una humedad generosa o alta, y una excelente ventilación.

Es recomendable que se rieguen especialmente durante el verano, mientras que en los meses fríos se debe retirar el exceso de agua. Esto evitará que se puedan producir podredumbres no deseadas en las plantas.

Cuidados básicos de la Tillandsia Leiboldiana

Antes de comprar este tipo de plantas se deben tener en cuenta algunos cuidados que serán básicos. Dentro de los mismos estarán:

  • Iluminación: a estas plantas al igual que el resto de las bromelias necesitan de exposición al sol. Sin embargo, debes asegurarte de que no sea una exposición directa, puesto que podría afectar de forma negativa a las plantas. Es una buena idea que la planta esté cerca de una ventana donde el sol no sea tan directo para no tener quemaduras.
  • Temperatura: debes tener en cuenta que la temperatura ideal para su crecimiento es entre los 12 y los 25°C. Durante las noches se tiene que bajar entre 5 a 7°C, pero si la temperatura pasa por debajo de los 5°C, se debe refugiar del frío para no tener problemas.
  • Humedad: estas plantas requieren de una buena humedad para sobrevivir, por lo que regar estas plantas constantemente es algo fundamental.

Además de estos cuidados, debes asegurarte de que el agua que vas a utilizar sea ideal para regar estas plantas. Lo ideal es que estas plantas se rieguen con agua que sea muy blanda o de lluvia, y que tenga un pH que sea de menos de 7.

No es recomendable regar estas plantas de aire con agua del grifo, porque esta tiene diferentes minerales, que pueden afectar negativamente a las plantas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *