Por qué se ponen amarillas las hojas de las plantas

Por qué se ponen amarillas las hojas de las plantas

Por qué se ponen amarillas las hojas de las plantas

A veces, cuando te compras una planta es muy común que esta se torne amarillenta, y no sepas el motivo. Esto debido a que todas las plantas requieren de unos cuidados básicos, o de lo contrario se ponen las hojas amarillas, lo que indicará que la planta no está en buen estado. Y puede que por esto comiences a entrar en pánico.

Pero no te preocupes, porque no será necesario botar tu planta, porque existen varias soluciones para resolver el problema de las puntas de las hojas secas. En todo caso, en el post de hoy vamos a hablar de o cuidados que tendrás que tener para que puedas saber cómo lidiar con este problema.

Así que, si te interesa conocer más sobre los motivos por los que las hojas de las plantas se ponen amarillas, te invito a que sigas leyendo atentamente.

¿Por qué se ponen amarillas? Las causas

Al hablar de hojas amarillas en las plantas estamos hablando de una enfermedad común en las plantas. Esta se llama clorosis, y se produce cuando a las hojas les falta clorofila, que es el nutriente principal que usan las plantas para alimentarse y para dar el color verde de las hojas.

El problema radicará en que, al no tener suficiente clorofila, la fotosíntesis no se podrá llevar a cabo de una forma adecuada. Esto hará que las hojas se sequen y que comiencen a caerse de las plantas. También las hojas afectadas serán mucho más susceptibles a las plagas.

En caso de que no soluciones el problema tu planta podría incluso morir. Dentro de las causas más comunes que se presentan bien sea que hablemos de potus, palmera o judías verdes, o básicamente cualquier planta se encuentran:

Riego inadecuado

Es la causa más común, y esto se nota cuando la mayoría de las hojas de las plantas se tornan de color amarillo intenso. Sin embargo, esto es un indicador de que te estás pasando de agua. Pero, puede que hayas regado tu planta según las indicaciones para cada planta y aun así sucede esto.

En estos casos debes fijarte en que el sustrato esté drenando bien. Para comprobarlo bastará con tocar la tierra y si está demasiado mojada o se está formando lodo esto quiere decir que no hay un buen drenaje.

Cuando la planta se torna amarilla, pero de forma dispareja, debes tener en cuenta que esto puede deberse que la planta no está recibiendo suficiente agua. En estos casos, es común que las plantas comiencen a deshacerse de algunas hojas para evitar la transpiración.

Mala iluminación

Las plantas requieren de la luz solar para hacer el proceso de fotosíntesis. Debes tener en cuenta que las plantas si no reciben suficiente luz, y están en una zona muy sombreada, notarás que las hojas tienen una parte más oscura. También se tornarán de un color amarillo muy pálido.

Sin embargo, un exceso de luz también es perjudicial para las plantas que pueden crecer en la sombra o semi sombra. En estos casos, si dejas las flores en el sol directo las plantas se tornarán de color amarillo. Por este motivo, siempre será vital aportar la cantidad de luz necesaria dependiendo del tipo de planta del que estemos hablando.

Deficiencia de hierro

La absorción de hierro en las plantas se puede ver afectada especialmente porque existe un pH incompatible en el sustrato de la planta. Eso produce una clorosis férrica, y esto se notará porque las hojas se tornarán amarillas pero la nervadura permanecerá verde. Este problema es bastante común, y para solucionarlo debes asegurarte de elegir un sustrato que aporte un pH ideal para el tipo de planta que tienes.

Deficiencia de nitrógeno

Es uno de los tres compuestos fundamentales que absorben las plantas para sus procesos, junto al fósforo y el potasio. Cuando se tiene una falta de nitrógeno, se puede estar produciendo una pérdida de potencia en el color de las hojas.

En todo caso, esto puede tornar las hojas amarillas, y puedes tener problemas en el crecimiento de la planta. Esto puede suceder cuando la planta ha pasado demasiado tiempo en la maceta y puede que haya agotado todos los nutrientes del sustrato. La solución será cambiarla a una maceta más grande y renovar el sustrato para evitar cualquier daño a tus plantas.

Plagas

Las plantas pueden verse afectadas por plagas de nemátodos que son gusanos microscópicos que afectarán negativamente a tus plantas. Estos se adhieren a la raíz de las plantas para interrumpir el transporte de nutrientes en las plantas. Es muy complejo saber si estos parásitos están afectando a tus plantas.

Por lo general, las plantas se ponen débiles, pierden hojas y se tornan amarillas. También existen otras infecciones por parásitos o por virus que pueden producir que la planta se enferme. En estos casos, lo más recomendable será tratarlas con fungicida o descargar la planta si ya está en muy mal estado.

Consejos para solucionar las hojas amarillas en las plantas

Para que puedas recuperar la salud de tus plantas puedes comenzar a aplicar algunos consejos que te dejamos en Egoi. Dentro de ellos están:

Para el problema con el riego

Debes rectificar los patrones de riego para saber si estás regando más o menos tus plantas. Si el problema no radica allí, tendrás que verificar que el sustrato esté en buen estado. También debes verificar que el tipo de sustrato que estás utilizando sea el adecuado para tu tipo de planta, y para un mejor drenado deberías colocar gravilla en el fondo.

Por otra parte, verifica que los agujeros de drenaje no estén obstruidos para evitar una acumulación excesiva de agua. Si quieres mejorar la permeabilidad puedes agregar un poco de arena de río a la tierra.

Para resolver el problema de la iluminación

Debes verificar cuáles son las condiciones ideales dependiendo del tipo de planta que vas a comprar. Algunas necesitarán más luz solar por lo que tendrás que dejarlas en un lugar más soleado. Las plantas de sombra no pueden recibir la luz directa del sol, por lo que debes reubicarlas en un espacio ideal para que no vayan a sufrir problemas.

Para resolver la clorosis férrica

Es un problema bastante común y que para resolverlo tendrás que optar por equilibrar el sustrato. Para ello, debes adquirir quelato de hierro, el cual se debe añadir a la tierra. En el caso de que tus plantas requieran de un pH más ácido es probable que necesites un abono más específico.

Para resolver la falta de nitrógeno y otros minerales

Puedes optar por comprar un abono específico o unas pastillas de nitrógeno, las cuales se enterrarán en el sustrato antes de regar para reponer los nutrientes. Debes tener en cuenta que, si las raíces de tu planta sobresalen del sustrato, lo mejor es trasplantar a una maseta más grande y que tenga más espacio.

En muchas ocasiones podrás decir “las hojas de mi planta se están poniendo amarillas”, pero debes revisar cada uno de los puntos que te he mostrado para saber dónde radica el problema. Solucionando todos estos puntos te aseguro que podrás conseguir unas plantas mucho más sanas y con unas hojas verdes. Recuerda que, mientras mejor cuides tus plantas más bonitas se verán en todos tus espacios.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Shopping cart

0

No hay productos en el carrito.

Hit Enter to search or Esc key to close
Abrir chat